jueves, 14 de octubre de 2010

Innovación como ADN

Por lo visto no hay dos sin tres, así es que deseando estoy que bien Carolina o Elena se animen a escribir el próximo post sobre Innovación. Elisa y yo ya hemos cumplido. Quizá tanta coincidencia vaya más allá de una simple moda internacional o tema recurrente, quizá tanta coincidencia en la innovación sea producto de su calado definitivo en las profesiones, en su ADN. Ayer tarde, Virginia Pascual, de ASTI, lo decía en la mesa redonda sobre la innovación en las ingenierías, la arquitectura y la sociedad de la información, en Fingerplus. Virginia apostaba porque la actitud innovadora formara parte del ADN de la empresa. Solo de esta manera, conseguiremos cruzar al otro lado de la crisis.

Y es que solo a través de la innovación podremos pasar por fin y de manera real «del mundo analógico al mundo digital». Así se expresaba Juan Gascón, de AETIC, en su turno de intervención. Gascón puso encima de la mesa la carta más preocupante: la falta de vocaciones en profesiones técnicas. Para suplirla, sube la apuesta y ofrece el envite de mostrar cuanto antes la «aplicabilidad» de dichas profesiones en la presente sociedad de la información y la futura sociedad del conocimiento.

Uno de los consejos que Susana Villa, de TECOPY, expusó durante su intervención fue la «estimulación de vínculos entre la universidad y la empresa». Empresas que en este caso estaban representadas por el sector TIC, cuya colaboración en la conservación del medio ambiente es indiscutible. Si no que se lo digan a Gonzalo Torralbo, de ASIMELEC, quien aportaba una nueva denominación: las green TICs, «usos de tecnologías respetuosas con el medio ambiente, que deben permitir una optimización del consumo electrónico y además conseguir la reducción de residuos».

En definitiva, ayer tarde los asistentes a dicha mesa redonda pudimos ser testigos de una auténtica pirámide de reflexiones cuyo vértice es la innovación, verdadero hilo conductor entre la sociedad de la información y la del conocimiento, tal y como apuntó el vicepresidente de INITE, Vicente Martínez, en esta ocasión, moderador del acto.

1 comentario:

Elisa G. McCausland dijo...

Bauticémoslo como semana de la innovación y tan contentas ;)