jueves, 7 de octubre de 2010

Rendir más = fuerza + enfoque + calidad + cantidad

«Aprender a gestionar nuestra energía» es el consejo que da Jim Loehr, uno de los mayores expertos mundiales en rendimiento humano, artífice del ‘atleta corporativo’. Para alguien que se define como optimista eterno, buscar el rendimiento máximo de cada profesional es primordial. Loehr está en Madrid esta semana con el objetivo de transmitir su mensaje. Ese que se centra en la energía, «nuestro recurso más preciado». Su visita a la capital de España ha sido el motivo por el cual fue entrevistado por diversos medios de comunicación, entre ellos, El Mundo. Y por este motivo yo me he enterado de que también la energía, se puede gestionar. ¿Cómo? Manejando sus cuatro dimensiones: física, mental, emocional y espiritual. Coordinando cada una de estas partes de manera correcta podremos rendir más, lo que no tiene necesariamente que ver con trabajar más. «La espiritual es la que nos da la fuerza, la intensidad que le dedicamos a algo; la mental nos permite enfocar y concentrarnos en nuestro objetivo; la emocional hace referencia a la calidad con la que desempeñamos cualquier tarea mientras que la física se centra en la cantidad». Manejen y vean.

1 comentario:

La pequeña Delirio dijo...

Es curioso. Me recuerda a la filosofía neutorológica, muy necesaria en estos días :D